Tips para nuevos escritores o auto-publicaciones. (desde el punto de vista de una lectora amateur).

Buen día lectores, 

Hoy tengo un artículo diferente que compartir,  acerca de una conclusión que he tenido en las últimas semanas sobre mis recientes lecturas. Como he compartido anteriormente en el blog, las reseñas que hago le dan prioridad a autores de editoriales independientes o autopublicados. Sé que el trabajo de un escritor es grande y conlleva más que solo pensar una historia y sentarse a escribirla. 

Un autor tiene que ser experto no solo en su historia sino también en la redacción y corrección de su libro. Algunos con más presupuesto que otros para comenzar ese camino pueden contratar a personas que les ayuden con las correcciones, revisiones de redacción y enmaquetado para sacar a la luz. Sin embargo, otros tienen que revisar el libro y hacer todo por sí mismos. 

Como lectora apasionada, he leído muchas historias y libros no solo de editoriales grandes, también personas que con mucho esfuerzo lograron autopublicar. 

Y es que a veces los autores están tan emocionados con sus libros que no le dan tiempo para ventilarse y dejar que otras personas lo lean para dar una opinión crítica. No, los amigos cercanos que te dicen lo bien que escribes no son opiniones críticas aunque ayudan mucho para motivar a escribir. 

Hay algo que llamo “experiencia de lectura”. Con eso me refiero a que hay pequeños detalles en los libros que evita que se disfruten al máximo. Pueden ser errores de puntuación o ortografía que se hayan escapado, hasta problemas en el formato de impresión de un libro. Esos detalles que como lector te impide leer de corrido la historia y debes detenerte durante tu lectura para procesarlo. 

 Aún un libro publicado por una editorial grande, puede llegar a caer en esos errores de vez en cuando. Es normal, por eso estoy aquí hoy para recordarte que le des una nueva revisada a ese libro que estás a punto de escribir o ya hubieras publicado, solo para mejorar la experiencia de lectura. Recuerda que inclusive las editoriales grandes tienen muchas ediciones de un mismo libro precisamente para las correcciones que llegaran a surgir del feedback de sus lectores. 

A continuación te comparto aquellos errores que más noto en libros autopublicados y debes prestar especial atención en tu libro. 

  1. Ortografía y redacción.

Parece obvio este punto, pero te sorprenderías de la infinidad de textos que he leído a los que les hace falta acentos, letras o palabras. Uno esperaría como lector que el libro que está en nuestras manos, ya haya sido revisado previamente para que la experiencia de lectura sea más cómoda. Hay quienes pasarán por alto estos detalles. Incluso hay quienes pecamos de lo mismo, la lengua en español es muy complicada con tantas reglas. Pero no está de más, ya sea contratar a un experto en ortografía o contratar lectores betas que te puedan señalar el error. Eso no te hace un mal escritor, te hace mejor porque te enseña tus propios errores que puedes usar para mejorar. 

  1. Errores de formato. 

A diferencia del punto anterior, los errores de formato son aquellos que se crean en la publicación de tu obra. Muchos libros están autopublicados en Amazon lo que no está mal pero solo hay que recordar que Amazon no hace ninguna revisión de tu libro antes de mandarlo a imprimir. Tal como lo subes, así lo imprime. Aunque sea una versión digital hay que revisarlo, el pasar un documento de word a pdf o ebook cambia el formato algunas  veces y el tamaño. Me ha tocado ver libros (digital e impreso) donde cortan palabras o frases porque el tamaño de publicación es diferente al formato del libro. En el interlineado, se sobre escriben palabras en una a otra o el ajustado demasiado a la izquierda o demasiado a la derecha. En este último no recomiendo usar el alineado justificado, porque hace espacios en los párrafos. Siempre revisar la obra después de publicada o comprar el libro ya arriba de las plataformas de venta para revisar esos detalles ayuda mucho. 

  1. Sangrías, saltos de páginas y párrafos. 

Recuerda que el uso de sangrías, es solo para el primer párrafo de la página o para la primera línea del párrafo. No usar sangrías en cada frase ya que la lectura se vuelve lenta. Y el salto de párrafo no es necesario en libros largos como una novela, se sobreentiende con un punto y aparte que estás cambiando de párrafo. Aunque eso depende mucho del autor, dejar palabras huérfanas es un error muy común. Por ejemplo, que se acaba el capítulo, una palabra o frase no cabe en la página anterior y la palabra queda huérfana en una hoja nueva. Dejando una página nueva con mucho espacio en blanco. Es mejor saltar todo el párrafo a la nueva página para que no queden palabras o frases sueltas. Y de hecho en la poesía es más entendible que esto suceda, así que para arreglarlo puedes poner el poema en una misma página ajustando dos columnas en ella. Es mucho mejor.  

  1. Divide tu libro por capítulos. 

Es muy común en libros autopublicados que el libro no tenga división por capítulos. Cada autor decide la forma en que organiza su libro. Pero, al menos yo como autor aprecio más los libros que están divididos así. ¿Has escuchado la frase un capítulo más y ya? Es más que una broma entre lectores. Los capítulos marcan la pauta de lo que leemos. Los capítulos nos ayudan a pausar el libro en un momento correcto sin interrumpir la lectura de forma abrupta y nos deja respirar de lo que leemos para continuar o prepararnos para lo siguiente. La cantidad de capítulos y la duración del capítulo depende más del autor. Lo ideal sería cambiar de capítulo cada vez que se cambia de escenario o de trama. Esto es sumamente recomendado en libros largos, que requieran más de una hora de lectura sin interrupción. Ayuda a tu lector a dividir mejor su tiempo leyendo tu libro. 

  1. Cuida el margen de tu libro. 

El margen es el espacio que existe entre el texto y la orilla del papel. Algo muy común que he visto en libros autopublicados es que no existe un margen. Normalmente en los libros hay un espacio arriba, abajo y a los lados que contiene al texto en el centro. Esto es necesario porque de lo contrario puede provocar justamente errores en el formato al convertirlo, estos errores causan que corte las palabras o los párrafos porque no hay un ajuste en ello y estéticamente se ve mal. En la parte superior en el margen es muy común ver en una página el nombre del capítulo y en la siguiente el nombre del libro como encabezado que continúa en todas las páginas. Y debajo, en el pie de página debe venir si o si el número de página. 

  1. Pon el número de página.

En la parte inferior como pie de página debe venir el número de página. El número de página para mi es importante porque me dice que tanto he avanzado en el libro. He leído libros sin número de página y con ello siento que voy lento porque no sé dónde voy. En los libros digitales no hay tanto problema porque el PDF o el Kindle me dice en qué página voy. Pero en los libros impresos ni siquiera sé qué tanto he avanzado o cuántas páginas tiene el libro. Es una parte del libro muy importante y muchas veces ignorada. Puedes ponerlo manual página por página pero también muchos programas de escritura como word tienen la opción de poner pie de página o número de página automático. También hace ver el libro más profesional y como lectores lo agradecemos. 

  1. Problemáticas y contextos sociales que pueden dañar u ofender y no tienen nada de relevancia en la trama. 

No quiero caer en el problema de decirle a los autores como escribir su historia. Pero estamos en pleno 2022 con muchas campañas sobre derechos humanos en curso y movimientos defendiendo a las minorías. Hay temas muy sensibles en la actualidad que si los escribes por el mero objetivo de tu diversión, para lucrar con el dolor de otros, o porque hablar de eso “está de moda” podrían llegar a cancelarse. Y aunque digas, es mi libro y lo escribo como quiero, debes ver la forma de contar eso que quieras escribir sin lastimar a otros. Temas como machismo en su trama así como misoginia, racismo, abuso infantil, violencia hacia la mujer, discriminación, acoso o algún tipo de abuso escondido como psicologico, domestico o sexual. Y si los vas a involucrar en el libro, debes de preguntarte si realmente tiene relevancia en la trama o para el desarrollo de algún personaje. Escribirlo por escribirlo podría causar que tus lectores decidan cancelarte y no recomendarte como ya ha pasado con autores muchos más grandes. Tampoco lo escribas solo para que las personas volteen a ver tu libro. Puedes escribir grandes historias sin necesidad de tocar esos temas explícita o vulgarmente. Incluso algunos grandes clásicos de la literatura están siendo cancelados, hay que tener cuidado. 

También recuerda, la fórmula en libros que funcionaba hace 20 años ya no es atractiva.. Tus lectores cambian, escucha que es lo que dicen sobre tus libros y aprende sobre ellos. Revisa qué es lo que llama la atención a las nuevas generaciones y tu público. Sobre todo al género literario del cual estás escribiendo. Existen muchos lectores beta en internet que ofrecen sus servicios a un bajo costo. Lo ideal sería que personas que no son cercanas a ti lean tu libro de forma crítica. Así podrán decirte lo que funciona o no en tu libro. 

Y bueno lectores y autores, espero que estás recomendaciones ayuden a más de uno. Espero pronto ver ese libro en el que están trabajando por el blog para su reseña. 

¡Hasta la próxima!

Mantener un blog no es fácil, con un dólar me estarías invitando un café que me ayudaría a seguir creando contenido con amor para todos ustedes. 😉

¿Buscas portadas económicas para tu libro? Puedes contratar mis servicios de creación de portadas a solo $5dlrs.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s