Cartas de una mujer joven a un México Machista

Hoy hago este post, sin nombre, ni menciones, sin el típico saludo.

Quiero que este post se trate de lo que verdaderamente importa, el movimiento por el día de la mujer.  El día de la mujer conmemorado el 8 de marzo está fuertemente ligado al feminismo, aunque las personas no lo quieran aceptar. El 8 de marzo, comienza su historia con un inicio trágico, con el inicio de una protesta que sigue sin terminarse porque lamentablemente todavía queda mucho por lo que debemos protestar.

Es un error decir que el feminismo es malo ya que el feminismo ha existido desde hace más de un siglo pero, anteriormente se les llamaba “sufragistas”. Las feministas exigen derechos y que se respeten, todo lo demás añadido por encima a la descripción puede o no ser verdad.

No es nuevo que las mujeres se estén manifestando eso siempre ha existido. Las mujeres siempre se han levantado a exigir derechos, en diferentes tiempos, en diferentes países. Tampoco es nuevo que estemos exigiendo derechos, una mejor calidad de vida, un país mejor para nosotras y nuestras familias. Pero, lo que a mí me cuesta entender es que estemos en pleno año 2021 y tengamos que seguir alzando la voz en busca de derechos, en busca de lo que corresponde a nuestros derechos humanos, no puedo entender que hayan pasado dos o tres siglos y las generaciones sigan sin entender algo tan simple como “no se debe violar, lastimar ni matar a las mujeres”.

Antes de continuar, quiero pedirte que leas esta carta completa antes de comentar; antes de compartirla burlándote o lo que quieras. Porque aunque no pude estar físicamente en la marcha, estuve en alma y apoyo compartiendo lo que tenía de información. Porque la voz de muchas están siendo acalladas pero mi voz está siendo expresada por medio de estas letras.  Alguien me preguntó que si no había una forma más pacífica de protestar. Amigos, se hicieron canciones, se hicieron poemas, se mandaron cartas al gobierno, se denunció, se pidió amablemente y se pidió bajo la ley lo que no debería ser pedido, JUSTICIA. Hoy escribo estas letras, esta es mi voz, lee esta carta porque esta es mi protesta.

Trataré de escribir mi sentir lo más amable posible y te pido a ti hacer lo mismo al leerla. Si no estás de acuerdo con el movimiento feminista y no estas abierto a escuchar sobre ello entonces te invito a leer algún que otro blog. Por cada comentario tratando de disminuir la causa solo va a hacer que yo quiera levantar más alto mi voz.

Estoy cansada de una sociedad hipócrita, que condena el feminismo y a las mujeres pero defiende a violadores, acosadores, abusadores y asesinos. Estoy consciente de que estoy siendo privilegiada porque no he sido violentada de forma extrema ni a mí ni a mis seres queridos. Pero, me duele pensar que a diario mueren al menos diez mujeres en México victimas de feminicidio u homicidio. Esas son como 3,650 mujeres al año como mínimo. Es más triste saber que no se está haciendo nada para impedir que haya otra víctima. Que nuestro gobierno pone murallas, físicas sobre todo, para impedir que se haga lo mínimo que debe hacer un ser humano, respetar los derechos a las mujeres, buscar justicia.

Alguien también me dijo una vez cuando hablé sobre feminismo que “mi opinión está basado en sesgos emocionales”. De esos tweets que los hombres te mandan usando palabras jactanciosas y poco coloquiales para demostrar cierta superioridad intelectual. En pocas palabras, el tipo se quería hacer el muy listo. Y me puse a pensar, CLARO QUE MI DECISIÓN DE APOYAR AL FEMINISMO ES EMOCIONAL. Porque siendo mujer joven y siendo mujer mexicana, he vivido situaciones incomodas, situaciones donde al final no pasó nada grave pero pudo no haber salido nada bien. Hoy entiendo, la culpa no era mía.

Yo lo confieso, tengo miedo, miedo de salir tarde del trabajo sin nadie que me acompañe a casa porque no sé si algo en el camino me vaya a pasar. Miedo a salir de casa sin algo con lo que protegerme, miedo a subirme a un taxi, o cualquier servicio de transporte, miedo a que en el autobús o en el metro alguien me meta mano, tengo miedo de que viviendo sola alguien ingrese a mi casa y me violenten o peor aún, que alguien que conozca y en quien confío me violente.  Paso el tiempo viendo videos sobre defensa personal, videos sobre qué hacer si alguien te intenta secuestrar, donde denunciar si algo me llegara a pasar a mí o a alguien que conozca. Y ¿te digo algo? ESO NO DEBERÍA SER NORMAL. Me dirán histérica, loca, miedosa, anarquista, extremista pero es la verdad, Porque a mí no me ha pasado, pero lamentablemente le va a pasar a alguien más. Y NADIE está haciendo nada para cambiarlo. Vivimos en una sociedad en donde nosotras como mujeres debemos buscar formas de protegernos, pero los violadores reciben docenas de policías para proteger sus casas, para protegerlos a ellos.

El otro día, hice una lista de situaciones feas que le pasan a las mujeres, de esas situaciones que crees que nunca te pasarían a ti. Fueron unas diez o veinte como mínimo, de las que me acuerdo inmediatamente y me hacen tener más miedo. Eso es lo normal en México. PERO NO DEBERÍA SER NORMAL.

Nadie debería crecer ni vivir con miedo, pensando que es normal, esperando que nunca te pase a ti y si te pasa que puedas salir viva de ello. Nadie debería crecer platicando con sus amigas o primas de sus casos de abuso y acoso como si fuera lo más normal del mundo, decir si a mí también me ha pasado NO DEBERIA SER NORMAL. Si te tomas el tiempo de escuchar a las mujeres, escucharas historias de miles de mujeres más, todas tenemos alguna historia que contar. Todas estas historias son importantes.

Hacer de la vista gorda no va a eliminar el problema. Decir “feminazis violentas y anarquistas” solo está haciendo que ese problema no reciba la atención que merece, el problema no es la pintura en una pared, el problema es que no quieres aceptar que las violaciones y asesinatos de mujeres no acabaran. No quieres culpar a los hombres violadores, así que culpas a las mujeres violadas que denunciaron y no fueron escuchadas al escribir el nombre de sus violadores en una pared. Estas demostrando que esa pared es más importante que esa mujer, estas demostrando que su pintura es más importante que su violación.

Nos gritas y nos insultas por una marcha pero te pregunto a ti hoy, ¿Qué estás haciendo tú para exigir justicia? Tu tweet llamándonos feminazis tampoco va a mejorar el problema. Pero al menos yo y otras mujeres lo estamos intentando.

A veces me pongo triste también, pensando que por más que protestemos, que gritemos que hablemos, las cosas no cambiaran, todavía queda mucho trabajo por hacer. Pero, al mismo tiempo veo que las mujeres ya no se están quedando calladas, por eso quiero seguir luchando.

Hoy puedo decir con toda claridad que gracias al feminismo no estoy sola. Hoy puedo decir que si denuncio y el gobierno me ignora habrá miles de mujeres que levantarán la voz por mí también.

Y si yo siendo “privilegiada” y jamás haber sido violentada de forma extrema tengo miedo del México en el que vivo, no quiero ni pensar en el terror de las víctimas de violación y los familiares de las víctimas.

Hay miles de casos en donde las mujeres han puesto sus respectivas denuncias pero no proceden, tienen sesgos legales, los violadores se fugan, las investigaciones se paran, etc. Otras veces la misma policía y el mismo gobierno no quieren creer ni escuchar. He escuchado precisamente en estas marchas a esas mujeres, a familias de mujeres asesinadas sus historias. Es muy triste escuchar “yo denuncie pero el gobierno no hizo nada” dieron carpetazo como feminicidio pero jamás volvieron a investigar. Luego existen shows mediáticos tratando de desmentir el abuso, tratando de desmentir la violación. Creando cuentas públicas, subiendo su información personal, diciéndoles “fue su culpa”, les llaman P*t*, tontas, que ellas se lo buscaban. He escuchado sus historias y me rompe el alma. Por ellas y por todas, que rompan todo.

Ah, pero no violenten un edificio antiguo que es más importante que la violación o el asesinato de una mujer (léase con sarcasmo)

México es un país machista y por eso las mujeres levantamos la voz. Es un país machista porque condenan a las victimas pero dejan libres al violador. Enaltecen a las personas machistas alegando que solo dan su supuesta opinión y que es un México libre pero, a las mujeres no las están dejando ser libres. México es un país en donde la víctima es la culpable automáticamente pero el violentador es inocente hasta que se demuestra lo contrario y lamentablemente muy pocas veces se demuestra lo contrario.

No puede ser que México defienda a youtubers acusados de pornografía infantil o de abuso sexual con millones de suscriptores como es el caso de los últimos sonados cuyos nombres ya no diré porque ya tuvieron demasiada difusión. Lo que verdaderamente importa son las víctimas. A las víctimas son a las que hay que ayudar a hacer justicia. No puede ser posible que personas con denuncias de abuso y violación estén desempeñando cargos públicos. Que esos hombres denunciados por violación estén postulados para presidentes o gobernadores. Es peor que el gobierno lo ignora pero la población también lo ignora y no quieran hacer nada para cambiarlo. Se quedan con los brazos cruzados, miran para otro lado pero si defienden unos muros con pintura. No es posible que la población los aplaude, los defienda, que apruebe poner vallas metálicas para que nadie pueda poner otro nombre de una víctima más en el zócalo. Como si eso fuera a desaparecer las protestas, como si eso fuera a desaparecer los asesinatos. Eso México solo alimenta la injusticia y nosotras gritaremos más fuerte.

Hay quienes dicen que protestar no sirve de nada y que solo es violencia. Pero el 8 de marzo del 2020 protestamos en el zocalo más de 100,000 mujeres. Al frente iban las víctimas y familiares de víctimas fallecidas. Ellas abrieron la protesta, ellas iban encabezando todo, porque ellas son las que verdaderamente importan, no unos muros y unos vidrios rotos. ¿Cómo te atreves a decirle a una mujer que no puede protestar por su hija que fue asesinada? Tu, que estás en tu casa viéndolo todo por fuera, tu que nunca lo has sufrido. Estoy segura de que ellas hicieron todo lo posible para encerrar al asesino o al violador pero nada tuvo efecto. Es necesario que México enseñe empatía pues estamos muy carentes de esto. Nos preguntan, ¿Por qué no protestar pacíficamente? Y yo te digo a ti, que el gobierno ayer 8 de marzo del 2021 decidió gastar miles de pesos en muros de metal que rodearan kilómetros, en lugar de salir a dar la cara y decir “Te escucho a ti Méxicana”. El gobierno de México decidió poner murallas de metal para proteger un edificio, para silenciar la voz de sus mexicanas. Eso es lo que nos indigna, no tus tweets diciéndonos anarquista, eso es lo de menos. Nos indignan las muertes, nos indigna la impunidad, nos indignan los asesinatos. Si eso no te indigna a ti, entonces no eres un ser humano.

El gobierno de México el día del  8 de marzo del 2021 demostró que nuestra voz no les importa. Demostró que sus víctimas no importan. Entonces quisiera ser un muro de piedra para que pusieran una muralla para protegerme. Porque siendo mujer, para el gobierno no importo.

Es irónico también que el mismo México diga que poner las murallas de metal no es censura, que no es miedo a las mujeres, pero CLARO QUE ES CENSURA. Existe el derecho a la libre protesta, existe el derecho a manifestarse, en la ciudad de México taxistas se manifestaron, doctores se manifestaron, maestros se manifestaron, la comunidad LGTB se manifiesta, “Chairos” y “Fifis” se manifiestan, Políticos se manifiestan, es la ciudad de la libre manifestación. Todos los días hay alguna marcha, protesta, manifestación en algún punto de la ciudad por más pequeña que sea. Incluso el presidente actual se manifestó, por semanas, en ese mismo zócalo, el zócalo ahora censurado. No le bastó a nuestro presidente una muralla, si no tres murallas, impedir pasos al centro histórico, mandar granaderos, quitando los nombres de las víctimas en la muralla de metal, mandando antidrones, etc, etc, etc, en lugar de decir “Mexicana te escucho”. En lugar de eso, utilizó la carta de la censura. EL gobierno negó este año el derecho a la manifestación, eso amigos es violencia a las mujeres, violencia a un derecho humano.

Es evidente, descarado y reprobable poner esas tres murallas de metal para impedir el paso y cerrar el transporte público al lugar de la protesta, eso es evidente censura. Personas que exclaman alegres que se hayan tomado esas medidas argumentando que todas las feministas rompen vidrios, entonces no te ofendas si decimos que todos los hombres son machistas.

No todas rompemos los vidrios y si si, que lo rompan todo, por todas.

El año pasado en 2020 fuimos 100,000 asistentes a la marcha del 8 de marzo. Las victimas iban al frente y las familias de las victimas gritaban y gritaban ¡ROMPAN TODO, QUEMEN TODO, EXIGIMOS JUSTICIA!

Los antifeministas usan fotos aisladas de alguna mujer policía agredida pero no veo que compartan las fotos de las víctimas y las hijas de las víctimas, no veo que soliciten ayuda para que sus casos no sean cerrados sin encontrar culpable, tampoco veo que compartan los cientos de movimientos pacíficos que hemos hecho a lo largo de estos años. Siempre recuerdan la foto de la mujer encapuchada pintando una pared pero nadie recuerda los nombres de las mujeres asesinadas, nadie se indigna por ellas, nadie hace nada para ayudarlas. Se quejan de que levantamos nuestras voces pero nadie más levantará la voz por nosotras.

Si las familias de las víctimas y las victimas dicen “rompan todo quemen todo” ¿Quién eres tú para decirnos que no podemos gritar y manifestarnos?

Yo no estoy de acuerdo con las acciones que hasta el día de hoy ha tomado mi gobierno. No me importan sexenios pasados, a mí me importan los políticos actuales, los que ahorita tienen el poder, y ellos no están haciendo nada, unos cuantos han marcado diferencia pero son contados. El gobierno Méxicano ya no me representa ni representa  a las mujeres mexicanas, no porque nosotras no queramos apoyarlos si no porque el gobierno ya no quiere apoyarnos.

Por eso mismo levantaré la voz las veces que sea necesario, por la mujer que lo pida, por la mujer que lo necesita, aunque yo sea solo una persona más, mientras más seamos más se marcará la diferencia.

Millones de mujeres se manifestaron antes que yo. Millones de mujeres exigieron derechos desde años antes que naciéramos nosotras y te aseguro que no se manifestaron pacíficamente. No existen las llamadas feministas de antes porque precisamente el 8 de marzo de 1857 miles de mujeres trabajadoras de una fábrica textil en Estados Unidos salieron a protestar a las calles, hubo un incendio donde 146 murieron. Muchas mujeres salieron a protestar y muchas otras protestaron y murieron. La lucha ha seguido desde entonces, el 8 de marzo inició con una protesta que seguirá todavía.

Así es como surgió la conmemoración del 8 de marzo (día de la mujer). Porque no es celebración, es una conmemoración. Entonces no nos digas que no podemos salir a gritar y protestar porque este día inicio con una protesta que sigue hasta nuestros días. No naces siendo feminista, lo aprendes, yo aprendí porque me tomé el tiempo en investigar, en aprender.

¿Quieres seguir siendo un ignorante con respecto al feminismo? ¿No quisieras que las mujeres en tu familia estuvieran a salvo siempre y se sintieran siempre seguras? ¿No quieres que las victimas reciban justicia? Si aun así crees que el feminismo está mal entonces #ElMachistaEresTu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s