“Las 22 Leyes inmutables del Marketing”

LAs 22 leyes inmutables del marketing

Alrededor de estos meses hemos estado realizando las reseñas de diversos libros aplicados a los negocios y por eso el siguiente libro tiene por nombre las 22 leyes del marketing. Aunque un buen mercadologo o empresario debe estar consciente de que existen muchas más, las más estudiadas y las más reconocidas son las que están planteadas en este libro.

Sus autores son Al Ries y Jack Trout. Ellos tenían como visión dejar en claro que aunque el marketing es una ciencia no es en realidad exacta. Por eso comienza relatando como es que diversas compañías invirtieron en grandes sumas de dinero en publicidad y estrategias de mercadotecnia que no les funcionaron.

Entonces, si la mercadotecnia no es exacta y el invertir dinero en grandes estrategias no es significado de éxito ¿Cómo puedo garantizar que mi estrategia en mercadotecnia si funcione?

Bueno, en realidad es demasiado simple. Para eso existen 22 leyes inmutables que deben ser aplicadas a la hora de iniciar con una nueva estrategia. Aunque al momento de emprender un negocio ya se debían haber tomado en cuenta.

Estas 22 leyes no son un secreto ni tampoco son la llave de éxito en una empresa pero si pueden ayudar a que la marca no se deteriore con el tiempo y pueda progresar como veremos más adelante. Para hondar en detalles en cada una de ellas decidimos dividirlas en tres publicaciones para que su lectura sea más entendible.

Comenzaremos hablando de los autores. Ries y Trout dirigen una empresa consultora de marketing en Greenwich, Conectitud. Son autores de otros best sellers también aplicados a la temática de la mercadotecnia y tienen una larga lista de experiencia con grandes corporaciones.

Comienzan explicando la manera en que empresas multimillonarias han realizado grandes campañas y malgastado mucho dinero en programas de marketing que jamás han funcionado y todo por no haber tomado en cuenta las siguientes leyes.

Hoy en día cuando una empresa comete un error de mercadotecnia la única forma en que puede recuperarse es esperando a que su competencia cometa algún otro error más fatal. Pero todo esto puede evitarse si se aplican ciertas leyes que serán útiles independientemente de la empresa, servicio o producto que venda y la primera de ellas es la ley de liderazgo.

Ley de liderazgo. “Es mejor ser el primero que ser el mejor”.

Existen muchas empresas nuevas en el mercado que tienen un sinfín de competidores. Sin embargo por ley solo se recuerda al que llego primero, simplemente porque fue el primero. Tan solo hay que tomar como ejemplo a la cerveza Heineken en estados unidos. Después de la segunda guerra mundial Heineken llegó por primera vez a EUA y se convirtió en la primera cerveza importada en esta área. Muchos años después sigue siendo la cerveza más reconocida aunque su mercado se haya reducido a un %30 y existan otras 425 marcas importadas.

No hay que tomar ejemplos tan lejanos, en las olimpiadas o en las competencias, el que llegó a la meta primero es el más aclamado y recordado en la historia. Los demás que llegaron después son aclamadas un tiempo pero después son olvidados.

Sin embargo hay veces en que ser el primero no es señal de ser mejor. En ocasiones son los primeros pero demasiado tarde. Un ejemplo sería el periódico USA Today en estados unidos, el primero en ámbito nacional que nunca ha tenido un año rentable aún en sus enormes inversiones en publicidad.

Así que no es necesario ser el mejor, pero si es importante ser la marca líder.

La ley de la categoría. “Si no puede ser el primero en una categoría cree una categoría donde pueda ser el primero”.

El libro menciona un concepto muy interesante que son las empresas “me too” o yo también. En ese término se describen esas empresas que iniciaron después de una primera empresa como Heineken. Después de ella llegó Carlsberg una cerveza importada que no llegó a ninguna parte.

Sin embargo si no puedes ser el primero o mejor en un área busca otra en la que si puedas serlo para no saturar uno solo y puedas ampliar tu cartera de clientes. Anheuser Busch decidió crear la primera cerveza cara nacional después de que Heineken se lanzó al mercado. Pudo haber dicho “ya vimos que la cerveza importada vende ahora vamos a hacer lo mismo (me too)” pero en lugar de eso decidieron ser los primeros en vender una cerveza nacional de élite. Este término es muy parecido al término de Purple Cow del que ya hablamos con anterioridad.

Si usted no ha logrado ser el primero en la mente del consumidor no se desanime y encuentre la categoría en donde si pueda serlo.

La ley de la mente. “Es mejor ser el primero en la mente que el primero en el punto de venta.”

La primera computadora es la MITS Altair 8800. De acuerdo a la ley de liderazgo se podría asumir que es la marca líder en computadoras aún con su horrible e impronunciable nombre. Pero desgraciadamente ese producto se ha descontinuado de la historia.

La ley de la mente es una consecuencia de la ley de la percepción, si el marketing es una guerra de percepciones y no de productos entonces la mente tiene prioridad sobre el punto de venta. Este es uno de los principales errores de los empresarios a la hora de crear su estrategia.

¿Pero cómo hacer que en la mente de los consumidores mi marca aparezca en primer lugar?

Se deben invertir muchos recursos y tiempo en ruedas de prensa, diálogos, publicidad, campañas etc. Aunque esto puede ser contradictorio porque no siempre signifique que los recursos sea el mismo que el dinero. De hecho los autores dicen que se desperdicia mucho más dinero en marketing que en cualquier otra actividad humana. Uno no puede cambiar la mente una vez que está estructurada. Para eso se debe realizar un proceso lento pero seguro.

La ley de la percepción. “El marketing no es una batalla de productos, es una batalla de percepciones.”

Esta ley ya la comentamos en la anterior porque van de la mano. En el marketing siempre se supone que el mejor producto es el que a la larga termina ganando y no siempre es así. Los hechos son que no necesariamente tu producto sea el mejor y aun así puede que no sea el primero en la mente del consumidor. Porque existen muchas variables que definen eso. Cómo el estado económico, la fidelidad, el confort, etc.

El punto del marketing es poder manipular esas percepciones. Solamente estudiando cómo están formadas esas ideas en la mente del consumidor y enfocando sus programas de marketing sobre ellas podrán corregirse.

Si le dice a sus amigos de Nueva York que ha comprado un Honda posiblemente le pregunten ¿Qué tipo de coche has comprado? Si le dice a sus amigos de Tokio que ha comprado un Honda posiblemente le pregunten ¿Qué tipo de motocicleta has comprado? En Japón, Honda se introdujo en las mentes de los consumidores como fabricante de motocicletas y desde luego las personas allí no quieren comprar un coche a un fabricante de motocicletas.

La verdad radica en la percepción que se tiene de ese producto.

La ley de la concentración “El concepto más poderoso en marketing es apropiarse de una palabra en la mente de los prospectos.”

Si una compañía puede apropiarse de una palabra que lo defina entonces puede garantizarse el éxito. Pero estas deben ser sencillas y no inventadas.

Federal Epress logró introducir la palabra “OverNight” a su concepto porque logró posicionarse en las mentes de sus consumidores en la entrega inmediata de un día para otro. De esta forma se logra el reconocimiento en la mente de las personas.

Algo importante en esta ley es que la primera persona que se apropia de la palabra debe hacerlo de forma sutil e imperceptible. Inclusive puedes llegar a registrarla y patentarla para que al usarla en el producto o slogan te paguen a ti y a tu marca tal como lo hizo HEINZ al poseer la palabra Ketchup.

Si su empresa no es la empresa líder entonces su palabra debe tener una concentración mucho mayor, Aunque más importante es que su palabra debe estar disponible dentro de su categoría  y nadie más debe tener derecho a ella.

La ley de la exclusividad. “Dos empresas no deben poseer la misma palabra en la mente de los clientes.”

Cuando uno de sus competidores se ha apoderado de una palabra en la mente de un cliente es inútil intentar adueñarse de la misma palabra. Un ejemplo claro es Atari y su fracaso con la campaña de computadoras para el hogar. Ya que esta palabra pertenece a Apple y a otras computadoras bien posicionadas. Tal vez si usará la palabra computadora de juegos hubiera tenido éxito.

A pesar de tener ejemplos palpables, grandes empresas siguen violando estas leyes teniendo serias repercusiones. No se puede cambiar la percepción de la mente de un consumidor una vez estructurada, de hecho lo que hace al intentarlo es reforzar la palabra del competidor y hacerlo más importante.

La ley de la escalera. “De la estrategia que vaya a utilizar depende del eslabón que ocupe en la escalera.”

Aún si no consigues posicionarte como el número uno existen diversas estrategias de marketing que aplican al número dos y al número tres.

Todos los consumidores tienen jerarquías a la hora de realizar sus compras dependiendo sus necesidades y gustos. Así es como entra en juego la ley de la escalera.  Debe entonces reconocer en que eslabón esta, diferenciarlo y entonces ejecutarlo.

Un ejemplo que como mercadologo tomamos es la competencia Coca-Cola Vs Pepsi. Siempre se tiene la percepción de que coca y Pepsi están en constante competencia. Sin embargo la estrategia de Pepsi hasta ahora ha sido ser el número dos porque si se convierten en el número uno en cualquier punto pueden dejar de serlo. Así utilizan su eslabón de segundo lugar para crear estrategias de ataque contra Coca-Cola y realizar campañas donde coca no ha iniciado. Como la repartición de verano para Pepsi e invierno para Coca-Cola.

Es así como estás 7 leyes van de la mano, si se rompe una la otra también se rompe. Cada una de ellas debe ser considerada a la hora de realizar una nueva estrategia de mercadotecnia para no incursionar en errores.

No te pierdas nuestra próxima publicación en donde veremos otras leyes de este fascinante libro.

Anuncios

2 comentarios en ““Las 22 Leyes inmutables del Marketing”

  1. Pingback: “Las 22 Leyes Inmutables del Marketing” Segunda Parte | cgbooks

  2. Una muy buena reseña que va enfocada más a los que actualmente están trabajando en una empresa y estando más enfocados en un producto y como poder triunfar y poder ser reconocidos, aplicando las leyes que se mencionaron en la reseña mostrada, cualquiera tendrá éxito en el marketing.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s